Tierra de Poesías


 
PrincipalPrincipal  ÍndiceÍndice  FAQFAQ  PoesíaPoesía  HistoriasHistorias  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Sola con la muerte

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Iriel

avatar

Mensajes : 3
Fecha de inscripción : 21/06/2010
Edad : 29
Localización : Namekusei

MensajeTema: Sola con la muerte   Lun Jun 21, 2010 1:50 am

Bueno aqui les dejo un relato corto, fue mi primer escrito tan pequeño, lo deje tan y como lo escribi la primera vez, hace mas 7 años, con todo y errores, bueno para mi un lindo recuerdo.

Caminando en medio de la calle, se encontraba Gabrielle tambaleándose por ambos lados derramando sus lágrimas que se mezclaban con la lluvia que caía incesantemente. Desde lo mas profundo del cielo oscuro, ella reía y lloraba, simplemente tenia sus emociones conectadas, al paso de las horas la lluvia no cesaba. Su largo cabello lacio y tan negro como el infinito se adhería a su blanca piel mojada nublándole la vista. después frente a un árbol, arrodillada permaneció, empuñando las manos con fuerza hasta hacerlas sangrar, en su palma se veían las cicatrices de ese acto repetido con anterioridad. Al sentir el frío viento sacudir sus extremidades más sensibles, en un suspiro se acostó en la negra tierra del cementerio, colocándose en posición fetal esperando su llegada....
Tocando suavemente la tierra y susurrando su nombre.

Dejo de llover y ella se unió a la corta madrugada que la adormecía. Al despertar lo primero que se escucho fueron sus propios sollozos y un gran nudo en la garganta, que le hacia sentir cual dolor que nunca había desaparecido... el dolor de una agonizante espera para poder pagar su promesa, solo alimentándose de esperanzas que ya estaban tan muertas como ella misma. luego de salir con la cabeza agachada del cementerio se dirigió a un puesto de flores que estaba abriendo, el enorme vestido negro de Gabrielle ya estaba viejo y roto, manchado y marcado por sufrimiento y sangre que ofrecía cada noche, cuando se escuchaban las novenas campanadas que anunciaban su partida hacia la espera de su momento, así que fuera de la florería se quedo sentada saciando su mas torturante sentido -el olfato- que siempre maldecía tenerlo. Por mucho tiempo estuvo dentro de ella el olor a muerte tan putrefacto, un olor al que se acostumbró, para ella era el paraíso oler cada mañana todas las flores de ese puesto en especial las orquídeas que trataba de olerlas de cerca pero nunca lo conseguía ya que la Sra. encargada terminaba corriéndola por su aspecto tan macabro.

Gabrielle era una joven sola, todos decían que había enloquecido después de la muerte de alguien y que por ello llegaba diario al cementerio, nadie hablaba con ella y ella misma no pronuncia otra cosa mas que un nombre, que al parecer la mantenía en su gran tortura, pasaban las horas, días y meses posiblemente años hasta que llego el día de las tres lunas y cuando Gabrielle dormía junto a la tumba, se escucho un gran crujir en el cielo, el árbol que se encontraba a lado de ella se movía fuertemente por el espeso viento que provocaba la agitada respiración de Gabrielle mientras ella se ponía de pie mirando hacia el inmenso cielo y a su única compañera la luna que iluminaba su hermoso rostro demacrado de tanto llorar y de nuevo agachando la cabeza mira la tumba sabiendo que ya era el momento, empezó a desabotonar su vestido, quedando descubierta, su delicado cuerpo se encontraba marcado con cicatrices que en ese momento empezaron a desparecer, ella termino de desnudarse y empezó a escupir sangre y a llorar de una inmensa alegría y dejo de sentir por primera vez ese atenuante dolor en su corazón, sintió una completa paz en todo su ser, sus ojos ya no sentían cansancio sus manos ya no le dolían y pudo oler muy de cerca por primera vez las orquídeas que purificaron sus entrañas que estaban tan corroídas por amargura, ese frió que perseguía su cuerpo pudo sentir un penetrante calor que la acongojaba tanto que se quedo eternamente dormida-
Muy en su interior había una pequeña conciencia que daba las gracias muy despacio. por fin pudo entregar su alma a quien se la ofreció para darle a el una nueva vida a cambio de la muerte de Gabrielle, quien desesperada solo espero el llamado para cumplir su promesa.....hasta ser cenizas como el.
(En memoria de Kyo)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Sola con la muerte
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Racocatala celebra la muerte de 4 soldados en Haiti
» En el foro Racocatala se alegran de la muerte de dos Guardias Civiles.
» Los niños aprenden de sus padres la forma de enfrentarse a la muerte
» En Yemen tambien asesinan manifestantes /Cascada de dimisiones en Yemen tras la muerte de decenas de manifestantes
» Documental muerte de Camilo Cienfuegos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Tierra de Poesías :: Publicaciones de usuarios :: Historias-
Cambiar a: